Reclamamos comisiones bancarias.

Bloqueos de cuenta bancaria.

Tarjetas revolving.

Cláusula suelo.

Sólo cobramos si ganamos.

98% de éxito.

¿Quieres reclamar por tu tarjeta revolving porque te han cobrado un interés abusivo? ¿Tu hipoteca esconde gastos de formalización o una cláusula suelo? ¿Las comisiones que has pagado te parecen excesivas o no estás conforme con las nuevas condiciones? ¿No se te informó sobre los riesgos de un producto financiero? Los bancos a menudo nos cobran más de lo debido. Pero, ¿sabías que tienes derecho a reclamar para que te devuelvan tu dinero?

En Reclamatodo reclamamos por ti. Somos expertos luchando y ganando casos contra los abusos de los bancos. Ponte en contacto con nosotros y estudiaremos la viabilidad de tu caso sin coste alguno.

Check RECLAMACIÓN POR BLOQUEO DE CUENTA BANCARIA

Cuando el banco bloquea tu cuenta, el dinero que tienes en ella pasa a quedar totalmente congelado. Esto te impedirá realizar cualquier operación o disponer de él. Hay pocas situaciones peores.

A priori, no se puede bloquear una cuenta bancaria sin previo aviso. Las entidades bancarias tienen un plazo para localizar a los clientes y requerirles la documentación necesaria para evitar dicho bloqueo.

Este proceso de identificación de los titulares de las cuentas bancarias comenzó tras la publicación de la Ley 10/2010, que tiene por objeto la protección de la integridad del sistema financiero y de otros sectores de actividad económica mediante el establecimiento de obligaciones de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

Si tu banco ha bloqueado tu cuenta a pesar de aportar la documentación solicitada, puedes reclamar.

Check RECLAMACIÓN COMISIONES BANCARIAS

Las comisiones bancarias son una fuente continua de conflicto entre clientes y bancos.

Según la última Memoria de Reclamaciones publicada por el Banco de España, del total de reclamaciones registradas en 2019 (14.638), las correspondientes a comisiones o gastos fueron 3.474.

Aunque las comisiones bancarias son libres y los bancos pueden cobrar por sus servicios lo que libremente decidan (excepto en casos como la cancelación anticipada de una hipoteca o de un crédito al consumo), están obligados a comunicar a sus clientes cuáles son las comisiones y gastos que están pagando, el importe de los mismos y también su concepto.

Si el banco te ha cobrado por un servicio que no te ha prestado o que tú no has solicitado, puedes reclamarlo.

Los bancos españoles obtienen gran parte de sus ingresos en el cobro de comisiones:

  • Comisiones por tener una cuenta obligatoria por una hipoteca o depósito.
  • Gastos por reclamación de posiciones deudoras o descubierto.
  • Comisión por devolución de cheques.
  • Comisión de mantenimiento de tarjetas.
  • Comisiones aplicadas sin cumplir el plazo de aviso.
  • Gastos de formalización de la hipoteca.

Ante todos estos casos en los que la entidad bancaria te ha perjudicado, existen diferentes procedimientos administrativos y judiciales para reclamar su devolución.

Un hombre sostiene una tarjeta de crédito delante de un cajero

Check CÓMO RECLAMAR A UN BANCO

Para poner una reclamación contra un banco hay que ir agotando una serie de instancias.

1- Servicio de Atención al Cliente

Los bancos y, por extensión, cualquier entidad financiera, deben por Ley disponer de un Servicio de Atención al Cliente que recoja, atienda, clasifique y tramite las quejas, sugerencias y reclamaciones de sus clientes.

En consecuencia, si quieres poner una reclamación, el primer paso será dirigirte a este servicio. La reclamación se puede enviar por escrito (mediante burofax, requerimiento notarial, etc.), o de forma telemática, por Internet.

Se deberá acusar recibo y dejar constancia de la fecha de presentación a efectos del cómputo del plazo. Recibida la queja o reclamación por la instancia competente para su tramitación, se procederá a la apertura de expediente.

Si no hubiera respuesta en el plazo de 2 meses o ésta no fuera satisfactoria, disponemos de una segunda vía de reclamación, aún de la misma entidad, el Defensor del cliente, y si la entidad financiera no dispusiera de ella, podríamos recurrir a la tercera vía, el Banco de España.

2- Defensor del Cliente

El Defensor del cliente de los bancos es una figura designada a voluntad de éstas que se encarga de recibir y dar respuesta a las quejas y reclamaciones presentadas por los clientes por incidencias que deriven de la práctica y actuación bancaria que no hayan sido resueltas previamente por el Servicio de atención al cliente de la entidad.

Se trata de una entidad o experto independiente a quien corresponde atender y resolver los tipos de reclamaciones que determine en cada caso su reglamento de funcionamiento.

Si la contestación del Defensor del cliente no nos es favorable o simplemente es desestimatoria, aún disponemos de una tercera instancia a la que recurrir.

3- El Banco de España

El Servicio de Reclamaciones del Banco de España es un órgano comisionado para la defensa de los clientes de servicios financieros.

Se trata de un servicio independiente e imparcial, que no toma parte ni por los consumidores ni por los bancos, y que resuelve las quejas, reclamaciones y consultas que los usuarios de las entidades supervisadas por el Banco de España presentan sobre temas relacionados con servicios o productos bancarios.

El informe que emite el Servicio en el que se concluye si se han quebrantado las normas de transparencia y protección de la clientela o si la entidad se ha ajustado o no a las buenas prácticas y usos bancarios no es vinculante para ninguna de las partes.

El tiempo medio de resolución de la reclamación de unos seis meses.

En 2020 se presentaron 21.337 reclamaciones al Banco de España, de las cuales sólo se tramitaron 5.294. La razón de que no se resolvieran tantas de estas reclamaciones suele ser siempre la misma: no conocer el proceso (falta de datos) o reclamar al organismo incorrecto. Por eso, antes de emprender ninguna acción legal, asesórate bien, busca la ayuda de profesionales.

4- Tribunales de Justicia

Si el Servicio de Reclamaciones del Banco de España decide no hacer caso a la reclamación del consumidor, ya sólo queda la vía judicial (o, más excepcionalmente, la extrajudicial: arbitraje de consumo).

Ahora puedes recuperar lo que te defraudaron, o aquello que te dijeron que estaba garantizado. No lo dejes pasar. Recupera el control de tu vida; recupera tu dinero.