Delitos flagrantes con atestado policial.

Hurtos, robos, lesiones, amenazas, coacciones, propiedad intelectual, etc.

Planificamos tu estrategia de defensa: sentencia de conformidad.

98% de éxito.

Un juicio rápido es un proceso penal especial que permite que determinados delitos sean resueltos con mayor celeridad y de manera más sencilla. Para su tramitación se exigen unos requisitos muy específicos, que aparecen regulados en los artículos 795 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Sin perjuicio de lo establecido para los demás procesos especiales, el procedimiento regulado en este Título se aplicará a la instrucción y al enjuiciamiento de delitos castigados con pena privativa de libertad que no exceda de cinco años, o con cualesquiera otras penas, bien sean únicas, conjuntas o alternativas, cuya duración no exceda de diez años, cualquiera que sea su cuantía, siempre que el proceso penal se incoe en virtud de un atestado policial y que la Policía Judicial haya detenido a una persona y la haya puesto a disposición del Juzgado de guardia o que, aun sin detenerla, la haya citado para comparecer ante el Juzgado de guardia por tener la calidad de denunciado en el atestado policial y, además, concurra cualquiera de las circunstancias siguientes...

Artículo 795 LECrim

Check¿CUÁLES SON LOS REQUISITOS DE LOS JUICIOS RÁPIDOS?

Por lo tanto, para poder tramitar un asunto mediante un juicio rápido es necesario que concurran una serie de circunstancias:

  • Iniciación del juicio mediante un atestado policial. La policía debe sorprender al presunto delincuente y ponerlo a disposición judicial. También procede el juicio rápido cuando no haya sido detenido, pero sí citado a comparecer ante el Juzgado de guardia como denunciado en el atestado.
  • El delito tiene que estar castigado con una pena privativa de libertad que no supere los 5 años, o cualesquiera otra que no exceda de 10 años.
  • Que se trate de delitos flagrantes (cuando el delincuente es sorprendido en el acto).
  • Que se trate de un hecho punible cuya instrucción sea presumiblemente sencilla.
  • No puede tratarse de casos en los que sea procedente acordar el secreto de las actuaciones ni cuando estemos ante delitos conexos (cometidos por dos o más personas, bien de forma simultánea o en lugares y tiempos diferentes pero existiendo un acuerdo previo de voluntades).

Si se prevé que la instrucción del caso va a ser compleja, no se podrá tramitar mediante un juicio rápido. El objetivo de esta figura jurídica es agilizar procesos relativamente fáciles de investigar o que no requieran de mayores diligencias. Es por ello que se limitan a los delitos flagrantes en cuyo descubrimiento haya intervenido la policía.

La competencia para instruir o investigar los hechos denunciados corresponde al Juzgado de Instrucción o el de Violencia sobre la Mujer, según el delito cometido, mientras que la fase de enjuiciamiento o fallo compete al Juzgado de lo Penal.

Check¿QUÉ DELITOS ADMITEN UN JUICIO RÁPIDO?

No todos los delitos pueden enjuiciarse de esta manera. Los delitos que admiten un juicio rápido aparecen numerados en el artículo 795.2ª LECrim y son los siguientes:

  • Lesiones, coacciones, amenazas o violencia física o psíquica habitual, cometidos contra las personas del artículo 173.2 del Código Penal (cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos).
  • Hurto.
  • Robo.
  • Hurto y robo de uso de vehículos.
  • Delitos contra la seguridad del tráfico.
  • Delitos de daños referidos en el artículo 263 del Código Penal (daños en propiedad ajena).
  • Delitos contra la salud pública previstos en el artículo 368, inciso segundo, del Código Penal (escasa entidad del hecho, no pertenezcan a ninguna organización).
  • Delitos flagrantes relativos a la propiedad intelectual e industrial previstos en los artículos 270, 273, 274, 275 del Código Penal.

Check¿CÓMO FUNCIONA UN JUICIO RÁPIDO?

El juicio rápido busca acortar plazos y reducir trámites legales en el proceso penal. Cuando los delitos cometidos tengan una instrucción sencilla y rápida, se realiza en un procedimiento de enjuiciamiento rápido mediante diligencias urgentes en el Juzgado de Guardia.

Como otros procesos, el juicio rápido tiene una fase de instrucción y otra de enjuiciamiento. Sin embargo, la peculiaridad de este proceso es que puede terminarse durante la misma instrucción en caso de acuerdo, mediante sentencia de conformidad.

Un juicio rápido consta de cuatro fases:

    Cómo funciona un juicio rápido: Juzgado de Guardia.

  1. Apertura de diligencias. La policía deberá realizar una serie de actuaciones en un plazo máximo de 72 horas antes de poner al detenido a disposición judicial, como solicitar informes médicos forenses, informar al denunciado de sus derechos y citar a los denunciados a los que no se haya podido detener y a eventuales testigos. Asimismo, dependiendo del caso, también se podrán practicar pruebas de alcoholemia o tóxicas y solicitar análisis a profesionales y peritos.
  2. Fase de instrucción. Su objetivo es fijar el relato de hechos que posteriormente se enjuiciarán. Se desarrolla en el Juzgado de Guardia mediante diligencias urgentes. Durante esta fase se pueden solicitar medidas cautelares o el sobreseimiento. Además, en el juicio rápido el acusado tiene la opción de negociar con el fiscal. El acuerdo con la fiscalía permitirá al Juez dictar sentencia de conformidad, con lo que la pena propuesta por el fiscal se reducirá en un tercio.
  3. Juicio oral. En caso de no llegar a un acuerdo, el acusado deberá presentar un escrito de defensa. El juicio oral tendrá lugar dentro de los 15 días siguientes en el Juzgado de lo Penal. El juez dispondrá de un plazo de 3 días para dictar sentencia.
  4. La Sentencia podrá ser recurrida presentando un escrito de apelación en un plazo de 5 días.

Desde Reclamatodo te recomendamos que, tan pronto recibas una citación de juicio rápido, contactes con un abogado especialista en Derecho Penal que te asesore, prepare la estrategia a seguir y analice las posibilidades de presentar defensa o llegar a una conformidad. Como hemos dicho, en caso de conformidad la principal ventaja es que se reduce un tercio la condena propuesta por el Ministerio Fiscal.

CheckNUESTRAS TARIFAS

1- Juicio rápido con conformidad: 300 euros.

2- Juicio rápido sin conformidad:

  • 200 euros previa.
  • 300 euros: condena por debajo de la petición del Ministerio Fiscal.
  • 800 euros: estimación total del escrito de defensa.

3- Juicio abreviado:

  • 200 euros previa.
  • 300 euros: condena por debajo de la petición del Ministerio Fiscal.
  • 800 euros: estimación total del escrito de defensa.

Apelaciones para juicios rápidos sin conformidad y abreviados: 50% adicional sobre los dos conceptos anteriores (fijo-previa y fee éxito).